miércoles, 27 de febrero de 2013

Cartas y Escritos de nuestros Aficionados: "Hay que vivirlas..." por Ignacio Tallón, de la Tertulia Taurina El Porvenir.








Si algo te gusta el mundo del toro, experiencias como las del Curso de Aficionados Prácticos Taurinos, hay que vivirlas por lo menos una vez en esta vida... 

Convivir intensamente personas de aquí y allá todo un fin de semana, hablando de toros, creyéndote alguien de este mundo, sintiéndote torero (yo me he sentido torero), con los ojos abiertos como platos permanentemente, disfrutando cada instante, cada detalle, cada enseñanza, cada momento...  

Vivir el ambiente, los compañeros, los profesionales, el campo.... Gente de León, Almería, Murcia, Valencia, Zamora, Zaragoza, Tarragona, Ecuador, Roma...!!!!

Toño, un tío castellano de pura cepa, con un pulmón menos por un cáncer, recién llegado a Sevilla desde Benavente con su revisión médica recién pasada favorablemente, y contento porque no tiene que volver al médico hasta dentro de seis meses... y como niño con zapatos nuevos porque puede vivir esta experiencia como lo que ha sido, un regalo de Reyes de su esposa...

Compañeros de fatigas...
O Maxi, un perfecto señor y caballero de Roma, sí, de Roma, con más de setenta años y entrenando y poniéndose delante como el primero...

O David, un chaval ¡de Quito!, un “cruce” físicamente de Oliva Soto con Castella, un tío educado, callado y ejemplar...

Y así todos, hombres y MUJERES (sí, mujeres, hasta tres...) normales y corrientes, de las más variadas edades, profesiones, procedencias...

Aprender lo básico para coger y utilizar capote y muleta, banderillear, subirte a un caballo de picar y simular la suerte de varas, sacar el toro del peto, entrar a matar en el carretón y mucho toreo de salón...

El magisterio ganadero y señorío de un caballero del campo, Fernando Cuadri.

Con la derecha...
Ver una clase de toreo de salón de Raúl Gracia “El Tato” y de los novilleros José Garrido y Paco Lama de Góngora. La torería de Emilio Rivero, banderillero que fue de Dávila Miura. La hospitalidad de Manuel Vázquez Gago en su finca “Las Cruces”, permitiendo tentar unas becerras a los alumnos del curso, prueba de fuego para obtener el diploma de “Aficionado Práctico Taurino”. Y para mi, el orgullo de hacerlo en compañía de mi compañero de fatigas Juanma Pérez Alarcón y delante de mi hijo Nacho...

Y el equipo “directivo” del curso: Eduardo Dávila Miura, Nacho Moreno de Terry, Rafael Peralta R., y los hermanos Collado, Jesús y José Manuel, enormes profesionales e infatigables durante los dos días de entrenamiento y siempre al quite de todos los alumnos en el tentadero final ante las becerras...

... Y al natural
En fin, un fin de semana intenso, repleto de sensaciones, recuerdos, nervios, pasión... Esto sí que es una verdadera labor de difusión y promoción de la Fiesta y de respeto al aficionado ¡que aprendan el resto de los estamentos de aquélla...!

Y firmo con orgullo, porque me lo he ganado,

Ignacio Tallón Yáguez

“Aficionado Práctico Taurino”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada