sábado, 29 de octubre de 2011

"Tauromaquia vivida", carta del arqueólogo y Aficionado Práctico Taurino Francisco Javier Rodríguez Viñuelas.






"Llevo varias semanas intentando transmitir a través de estas palabras alguna de las sensaciones que viví el magnífico fin de semana que pasamos entre Espartinas y La Puebla del Río. Lo que pude experimentar no tiene comparación con nada de lo que haya vivido.

Es muy difícil explicar todo lo que sentí la mañana del domingo. El primer paso desde el burladero y el momento de armar la muleta fueron la antesala a otro mundo; un espacio muy especial y místico en el que nunca antes había entrado las veces que había paseado por un ruedo vacío. Un lugar totalmente diferente a los tendidos donde me he sentado muchas tardes.

Fueron muchas las sensaciones inexplicables las que me recorrieron  el alma, pero en ese sueño en que se convierte el momento en el que pasa la vaca, en ese ambiente etéreo y a la vez tremendamente palpable en que se torna la realidad de la plaza para quien torea, aunque lo haga con mil defectos, puedo extraer o explicar al menos una: sentirse soberano de un instante.

Cuando sale uno de la plaza queda convencido de que ha reinado sobre un pequeño trocito de tiempo. Si partimos de que el tiempo cotidiano reina sobre todo, puesto que su transcurrir modifica todas las cosas, es quien nos envejece y nos transforma. Somos conscientes de que hemos sido dueños de ese instante al burlar el riesgo con la mayor estética posible. Creo que es parte de lo que percibimos al decir que nos hemos sentido toreros; aunque esta vez, por ser la primera, me haya visto con poca técnica y una estética más intentada que conseguida. Con el tiempo se intentará hacer un poco mejor.

La sensación de plenitud que deja el momento mágico, la superación del propio instinto de conservación cuando se practica la tauromaquia, son vivencias sin ningún parangón en el mundo.
Rafael, Eduardo, Nacho, muchas gracias por esta oportunidad. A todos los que pasamos el fin de semana juntos, gracias por propiciar un ambiente tan agradable.
Un abrazo para todos".
Francisco Javier Rodríguez Viñuelas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada